Social media apps. Fuente: flicker.com.

12 Jun Marketing móvil: el futuro de las marcas

El protagonismo de los dispositivos móviles en el mundo del marketing ha venido creciendo día a día hasta convertirse los principales vehículos de conexión con los clientes.

Pocas cosas han tenido un mayor efecto en nuestras vidas -no sólo en el mundo del marketing- que los dispositivos móviles. Desde enviar mensajes o correos electrónicos hasta hacer fotos, guiarnos por GPS o arrojar pájaros de colores, por ejemplo, nadie hubiera podido pronosticar hace sólo unos años que estos aparatos iban a convertirse en un elemento imprescindible de nuestro día a día.

La importancia de estos dispositivos es tal que el año pasado ya superaron en tráfico de datos a los tradicionales ordenadores. Este “sorpasso” -palabra del momento-  abre a las marcas un amplio abanico de posibilidades para llegar a los consumidores, crear conversaciones y establecer relaciones con ellos.

Atrás quedan los días de las comunicaciones verticales, de anuncios estáticos y campañas unidireccionales. Los profesionales del marketing tenemos hoy en día acceso a más información que nunca y debemos saber cómo utilizar esos datos para desarrollar nuevas ideas.

Datos, datos… y más datos

Son precisamente los datos los que permiten desarrollar estrategias de marketing acertadas. Conocer los gustos de los consumidores, sus necesidades, aficiones y hábitos de vida se ha convertido casi en una obsesión para los departamentos de marketing de las compañías.

El smartphone juega también aquí un importante papel. El avance en tecnologías como la geolocalización o dispositivos “beacon”, por ejemplo, permite obtener datos incluso de nuestra actividad “off line”.

Pero todos esos “big data” sólo serán útiles si sabemos interpretarlos. Por este motivo, las grandes compañías están realizando grandes esfuerzos en minería de datos, con el fin de ofrecer lo que realmente busca el consumidor.

Publicidad personalizada

El mundo de la publicidad también se ha visto forzado a evolucionar. El consumidor tiene una “tendencia natural” a huir de los anuncios. Primero fue el “zapping”, en televisión, y más recientemente los “adblockers”, para evitar “banners” y “popups”.

Tanto los buscadores como las plataformas de redes sociales están ganando “cuota de mercado” a los medios tradicionales, incluyendo “spots” publicitarios entre los resultados de las búsquedas y los “posts” de nuestros contactos. Más aún; el conocimiento del usuario permite segmentar de tal modo que cada uno sólo recibimos “impactos” relacionados con nuestros intereses. ¡Se acabó el tiempo de matar moscas a cañonazos!

Las redes sociales ya venden

Que las redes sociales no sirven para vender ha sido uno de los convencimientos de los “marketeros”… hasta ahora. Pero los dispositivos móviles están favoreciendo la integración de apps, comercio electrónico y social media, hasta el punto que plataformas de redes sociales -como Facebook, Instagram o Pinterest- ya están incluyendo características que permiten realizar compras. ¡Y poder compartirlo al instante!

Apps más completas

La “fiebre” de las apps ha hecho que se desarrollen multitud de aplicaciones de todo tipo para facilitarnos la vida. Lo que ya no es tan positivo es que la “especialización” de todas ellas nos obligan a descargar a nuestro dispositivo una para cada cosa: una para ver el tiempo que va a hacer mañana, otra para medir nuestro rendimiento cuando salimos a correr u otra más que nos avisa del cumpleaños de nuestros conocidos.

Este hecho me recuerda cuando a mediados de la década salíamos de casa con nuestro teléfono móvil, una PDA, un reproductor MP3, una cámara fotográfica… y todo se resolvió con el desarrollo de los smartphones, que realizaban todas esas funciones -y aún más- en un solo dispositivo.

Del mismo modo, la evolución de las apps requieren una mayor integración de funciones, y este año va a ser el inicio de esa evolución.

¿Y ahora qué?

Con todo lo visto hasta ahora, es evidente que los dispositivos móviles son ya un importante vehículo de comunicación entre las marcas y los consumidores. Y el desarrollo de nuevas tecnologías va consolidar esta tendencia.

Por todo ello, se puede concluir que el marketing ya es móvil. ¡No perdáis el tren!

beviral
info@beviral.es
No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies